12 jun. 2008

Y VAMOS TODAVIA!

La última familia... Para dar una descripcion basica basada en palabras calve podría decir: Desorden, Alcohol, Nicotina y Alcohol.

El recibimiento de esta familia fué lo mejor que me pasó en Japon.

La mamá, mi mama (que feeling!!) actuó cual ganadora de algun premio de la Academia frente a las personas quienes me llevaron a la casa... El papel de madre firme, estricta, pero buena habrá durado una media hora, que fué el tiempo que los intrusos estuvieron rondando por la casa... Después de eso fuimos todos felices.

Fuí presentada por mi madre al resto de la famila quienes no hicieron gran algarabía hacia mi existencia, cosa que me gusto en demasía. Cual fué la primera actividad? No.. No fué desempacar... Nos fuimos nada mas y nada menos que al Karaoke... Y asi empezamos!! Te parece que me gustó la onda? A vos que te quedó una duda.. SI, me fascinó.

Fuimos al karaoke a las 4 de la tarde a cantar nuestras vidas y yo sentí eso que a todos nos paso alguna vez, eso de sentirte tan comoda en un lugar que te da la impresion de que estuviste ahi toda tu vida... Y yo había llegado hace sólo un par de horas.

Entre cantitos, aplausos y "el que desafina mas fuerte gana" pasó la tarde y mi familia decidió que nuestra primera cena en familia sea en la casa, con perros incluidos; perros que con el paso del tiempo se convertirían en mis juguetes mas que sólo dos perros molestosos que ladran ante cualquier sonido, persona, o cualquier producto de su imaginación. Muy interesantes los canes estos, les van a gustar.

La cena fue una cena japonesa típica con DEMASIADO arroz... Y como mi dieta está basada en vegetales y carnes blancas (no.. no soy vegetariana, pero estoy por ahi cerca) la familia, por supuesto, entró en crisis. Los Japoneses no son como nosotros los paraguayos creemos; sólo comen pescadito, verduritas y cositas extrañas. Si, comen todo eso, pero ellos, al igual que nosotros y el resto del mundo, DESESPERAN sin carne, claro que consumen proporciones menores que el resto del mundo, pero consumen y desesperan igual que el resto del mundo cuando les presentas una situacion en la que no se puede comer carne. Y ahora que escribo esto me siento un poco culpables, pero sólo un poco.

No me puedo quejar de nada. La cena fué fantástica, y todo se puso mas lindo cuando veo frente a mi una latita de Asahi beer y escucho un dulce "Tomá". No pude creer lo que veían mis ojos... Luego de tanto tiempo de andar escondiendome cual fugitivo para acceder a una cantidad mínima de cualquier bebida alcoholica, me familia me estaba ofreciéndo una cerveza, en ese mismo instante amé a todos y cada uno de los miembros de ésta familia. Cómo no les voy a querer asi?

El dulce sonido de la latita de cerveza abriendose fué incomparable, todos conocemos ese sentimento.. Y lo dulce se hace extremo cuando escuchas eso despues de mucho tiempo, despues de mucho tiempo de venir escuchandolo a escondidas. Aunque siempre lo prohibido tiene otro sabor. Éste sabor y éste sonido eran bien dulces.

Conocer a los hermanos fué bonito. El hermano, un chico de 24 años, desempleado, no estudia y se dedica única y exclusivamente a los videojuegos, 24/7... Final Fantasy online para ser mas específicos. No dormía (o no duerme.. no creo que eso haya cambiado mucho desde que me fuí) por horas jugando. Fueron muchas las noches que tuve que dormir con el iPod porque el tikitiki del teclado era demasiado molestoso como para ser aguantado. Bueno.. Para que se entienda mejor les explico: Mi habitación era parte de la suya pero dividida por una estantería llena de libros y manga... un intento de puerta de madera era lo que dividía oficialmente nuestros cuartos pero yo no cuento eso como una puerta. Los incidentes ocurridos debido a esa "divisoria" fueron muchos y muy simpáticos... Pero ahora no tengo muchas ganas de entrar en detalles, quizás después les cuente... quizás no.

La hermana, la del medio, es una soñadora.. Sueña con ser dibujante, hacer manga... Quiere ser "manguera". Se pasa el día dibujando y la constante pelea, que no era pelea pero si era molestoso, era quién usaba la computadora en qué momento. Las dos acaparabamos la computadora, ver a una de las dos sentadas ahi era olvidarse de poder usar la maquina. Ella dibujando, yo informándome, viendo videos, bloggeando... Lo clásico. Y había un tercer acaparador que era mi viejo y su super juego de mesa online.. Un juego que nunca entendi y ni me tomé la molestia de recordar el nombre, pero voy a buscar y les cuento.

La hermana mayor es el ejemplo de vida de toda la familia, estudiante, trabajadora, no toma, no fuma pero sí cambia de novio al 2 x 3.. Si, nadie es perfecto, está comprobado.

El papá, una chimena andante. Yo no sabía el concepto de fumador hasta que llegué a esa familia. Un mínimo de 3 cajetillas de 20 por día consumidas por una sola persona.. Es muchito. Por supuesto que el tipo piensa fuerte y le ataca una tos fantasmal (no sé como es una tos fantasmal pero debe ser MUY fea, imagínense ustedes). El hombre tenía la última palabra en la casa; "Si mi amor..". Bueno.. Las pocas veces que estaba. Él trabaja en construcciones, no tiene un título universitario pero la mueve con los planos, es un arquitecto informal. Y se caga de risa de todos los que estudiaron 6 años de su vida para hacer lo mismo que él, sin haber estudiado, y gana igual. Plata no falta.

La mamá tambien es informal, pero una bebedora empedernida. Se acuerdan del dulce sonido de la cerveza que se abre del que les hablé mas arriba? Bueno.. Ella se tomó ese feeling muy enserio, a partir del medio día (porque ya no es de mañana) ella abría una Asahi Light, asi no engorda. Y así hasta la noche... Bello estado en el que yo la encontraba al llegar a mi casa. No digo que sea algo malo, para nada, al contrario, era fantástico llegar a casa y encontrar a tu vieja así de feliz y desestresada. Con esto no estoy apoyando ésta práctica, pero tampoco la desapruebo. Apatía total asumida.

Y... Los dos perritos, Chimo y Momo. Bueno, ellos, ademas de ser muuuy buenos compañeros y estar entrenados para hacer las estupideces tradicionales que hacen los perros del mundo, que estoy muy segura no las quieren hacer, pero saben que si no hacen, no comen, entonces responden haciendo el ridículo frente a una necesidad.. Éstos perritos del cielo, ladran. Mucho. Demasiado para mi gusto. Mi viejo llegó a decirme que los envenene o les dé un solpán mientras me quedaba sola con ellos en la casa, pero naaaah.. No digo que la idea fué descartada de inmediato, pero me dieron penita, son perritos y son lindos. Además corría el riesgo de ser chutada de la casa y del país. Por 2 perritos? Ni en pedo... Decidí aprender a quererlos... Y callarlos.

No hay comentarios: